El dueño del lavadero de autos donde trabajaba el acusado por el femicidio de Micaela García en Entre Ríos reconoció que estuvo en el auto de Wagner, pero que él ni violó ni mató.

El imputado como coautor del abuso sexual y asesinato de Micaela García, Néstor Pavón, negó haber participado en el hecho y señaló a otra persona como cómplice de Sebastián Wagner.
“Esa noche dormí en mi casa. Wagner miente”, revelaron fuentes de la investigación que dijo Pavón en la declaración que prestó ante el fiscal Ignacio Telenta, quien investiga el abuso sexual y asesinato de la joven entrerriana, perpetrado el 1ro. de abril en Gualeguay.
Pavón, dueño del lavadero en el que trabajaba Wagner, fue señalado por su exempleado como coautor del secuestro, violación y asesinato de la joven, y ambos están imputados como responsables por el crimen “triplemente agravado”.