El secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas, fue denunciado por un fiscal por haber otorgado “bonos” de entre $ 23.000 y $ 183.000 a empleados estatales que llevaban un día en la administración pública.

La denuncia fue formulada por el titular de la Procuración de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez, quien realizó la presentación a partir de una recopilación de documentos administrativos de la Casa Rosada.

“¿Qué productividad, aporte o mérito se intentó premiar?”, se preguntó Rodríguez en el escrito. Los asesores habían ingresado el 23 de diciembre de 2015 y el 28 recibieron un bono; todos los días en el medio habían sido no laborables para estatales nacionales.

“Se decidió otorgarles un incentivo, porque habían trabajado sin ser designados formalmente en un momento de urgencia por el cambio de gestión, donde había que empezar de cero”, explicaron desde la Secretaría Legal y Técnica a La Nación. De acuerdo a la fuente citada, los asesores habían sido nombrados el 10 de diciembre.

En total fueron 41 empleados los que recibieron el incentivo, pero los 10 que ingresaron con Clusellas recibieron montos mayores.  Hubo una persona que cobró $ 23.500, tres que cobraron $ 25.000, uno que recibió $ 29.000, otro $ 43.000, uno ascendió a $ 88.000 y un último alcanzó los $ 183.000.