El empresario Lázaro Báez estaría dispuesto a brindar información a cambio de poder continuar su tiempo en la cárcel en su domicilio de Río Gallegos, tal como hiciera anteriormente Leonardo Fariña.

Según La Nación, las negociaciones se vienen planteando hace algunos días y se intensificaron tras la arritmia sufrida por el constructor que lo dejó 24 horas en el Sanatorio Los Arcos. Su abogado, Maximiliano Rusconi, reiteró el martes pasado en Será Justicia que Báez tiene que tener prisión domiciliaria por su estado de salud.

Pero los pedidos al respecto siempre contaron con la negativa del juez federal Sebastián Casanello, quien apoyado en los informes médicos consideró que el santacruceño puede permanecer en el penal de Ezeiza. En primera instancia, debido a la salud de su madre, la defensa estaría negociando el traslado de Báez al penal de Río Gallegos.

Además, Báez conversa con sus cercanos la chance de brindar información para acceder a la domiciliaria. Los acuerdos de este tipo tienen que realizarse con la fiscalía y luego ser ratificados ante el juez de la causa. El dueño de Austral declarará el próximo 6 de junio como parte de la ampliación de la causa tras la información bancaria llegada desde Suiza, que confirmó la existencia de al menos una cuenta por más de 25 millones dólares a nombre de Báez.