La gobernadora bonaerense ordenó también que sea obligatorio presentar declaraciones juradas para más funcionarios del Ministerio de Seguridad y de la policía provincial.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, confirmó que se harán exámenes toxicológicos a policías para detectar el consumo de drogas ilegales y alcohol, y dispuso que la obligatoriedad de presentar declaraciones juradas se amplíe a más funcionarios del ministerio de Seguridad y la policía provincial.

“Esto no es una purga”, dijo Vidal y aclaró que la medida, que se implementará dentro de los próximos tres meses, incluye al ministro de Seguridad Cristian Ritondo, a los subsecretarios y a la cúpula de la fuerza policial, y en una primera tanda los test se realizarán a 1.300 agentes.