El titular de la AFI ratificó su denuncia por “falso testimonio” y “cohecho” contra Leonardo Meirelles, el operador financiero brasileño que dijo haberle pagado coimas de parte de la constructora Odebrecht.

La ratificación de la denuncia presentada la semana pasada estuvo a cargo del abogado Alejandro Pérez Chada ante el juez federal Claudio Bonadio, quien deberá correr vista al fiscal Jorge Di Lello para que decida si da impulso a la investigación.

El jefe de los espías pidió, además, ser tenido como querellante ante la eventual apertura de una investigación en contra del arrepentido del Lava Jato que declaró la semana pasada por videoconferencia y lo vinculó con las coimas de Odebrecht. Les dijo a dos fiscales argentinos que le hizo 10 transferencias bancarias por 850 dólares al jefe de la AFI en concepto de “propinas”.

Arribas dijo que recibió de Meirelles una única transferencia bancaria por un total de 70.500 dólares relacionados con la venta de muebles de una propiedad que tenía en Brasil.

“Resulta llamativo que el testigo (Meirelles), quien reconoció públicamente no reconocerme y haber participado en unas 4.000 operaciones de soborno para las empresas Odebrecht y OAS, recordó sólo las que habría realizado en favor del suscripto, resaltando que fueron diez y por US$ 850.000 dólares; eso se llama memoria selectiva o sencillamente burda mentira dirigida”, dijo Arribas en la denuncia.