El juez federal Rodolfo Canicoba Corral informó a Interpol su decisión de mantener las “alertas rojas” en las órdenes de captura de cinco ciudadanos iraníes a quienes se busca indagar por el atentado a la AMIA, cometido en Buenos Aires el 18 de julio de 1994, ante un requerimiento del organismo por el vencimiento de la vigencia de esas circulares.

El juez a cargo del caso envió un oficio a Interpol en el que ratificó la vigencia de las órdenes prioritarias de captura, algo que debe hacer cada cinco años ante ese organismo internacional.

Esta es la segunda vez que Canicoba Corral reitera la vigencia de las circulares rojas contra el ex agregado cultural de la Embajada iraní en Buenos Aires Moshen Rabbani; Ahmad Vahidi, comandante de los llamados “Cuerpos de la Guardia Revolucionaria” islámica, Moshen Rezai, exjefe de la Guardia Revolucionaria.

También, contra un exsecretario de la Embajada iraní en Buenos Aires Ahmad Asghari y el exministro de Información y Seguridad de Irán, Ali Akbar Fallahian.

En la causa hay otra orden de captura vigente, la de Samuel Salman El Reda, pero vencerá el año próximo.

Con esta renovación informada ahora por el juez, las alertas -que vencían en noviembre- estarán vigentes hasta el 2022.