La pericia contable ordenada por el juez Ariel Lijo sobre la periodista y ex pareja del funcionario K, arrojó irregularidades en los gastos vinculados al estilo de vida que lleva Kämpfer, que no se condicen con sus ingresos.

Los peritos judiciales concluyen que es dudosa la adquisición de un departamento, de dólares declarados en plazos vencidos y de movimientos de dinero. En 2001 en relación de dependencia, su salario era de 575, 22 pesos. Para 2012 obtuvo un incremento sideral, más de 848 mil pesos.

Además, los peritos observaron que no hay documentación respaldatoria que permita explicar el pago del monotributo y la compra de divisas, como tampoco determinar su manutención en el exterior y en el país. Este análisis se mantiene en diferentes años que fueron peritados.

Durante todos esos años, y tras el análisis de los peritos contables las observaciones fueron diversas y complican el escenario judicial de la ex de Amado Boudou que podría ser llamada a indagatoria en los próximos días.