A pedido del fiscal Marijuan, una junta médica evaluó el estado de salud del empresario patagónico e informó que no hay motivos para otorgarle el beneficio de prisión domiciliaria que había solicitado su abogado.

En la audiencia que se realizó este mediodía, participaron el fiscal Marijuan, el abogado defensor de Báez, Maximiliano Rusconi, y una médica del Servicio Penitenciario Federal que brindó el informe de los peritos médicos, quienes firmaron en su dictamen que la principal conclusión es que no hay razones médicas para otorgarle la prisión domiciliaria. El empresario deberá regresar al penal de Ezeiza.

Según publica Infobae, el dictamen 004/2017 del Servicio Penitenciario Federal determinó que, de acuerdo a la documentación expuesta en la causa, “Báez no estaría incurso, desde el punto de vista exclusivamente médico, en las previsiones del artículo N°33 de la Ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad”.