El intento del Gobierno de desplazar de su cargo a la Procuradora General de la Nación generó muchas polémicas e incluso posiciones enfrentadas en Cambiemos sobre el tema, la Iglesia por su lado, reclamó que haya respeto por la Constitución Nacional.

Desde el obispado de Quilmes, manifestaron su preocupación por la “judicialización de la política” y sostienen que ataque del gobierno contra Alejandra Gils Carbó se aceleró por transitar épocas de elecciones.

Fuentes eclesiales advierten que lo sucedido en las últimas semanas “no parece responder a legítimos esclarecimientos de la Justicia sobre la administración de la “cosa pública” sino a “maniobras corporativas  que buscan deslegitimizar al adversario político con operadores mediáticos y judiciales mediante” y que estas situaciones aumentan en los días previos a la feria judicial y las elecciones.

La Iglesia sostiene que “La justicia es para unos pocos” por consiguiente los pobres no tienen justicia, mientras que recordaron el fallo a Milagro Sala en contraposición a otros funcionarios que aguardan sus procesos judiciales en libertad poniendo a la procesada jujeña de ejemplo de diferencias sociales

Sobre el caso específico de Gils Carbó, la denuncia de la Iglesia generó diferencias en el Gobierno mientras el Ministro de Justicia, Germán Garavano, negaba este martes que el presidente Macri quisiera remover a la cuestionada procuradora mediante un DNU, el diputado oficialista Pablo Tonelli afirmaba lo contrario, recordando el antecedente del fiscal Molina removido por decreto del entonces presidente Menem.

Desde el obispado quilmeño advierten quela democracia se cura con más democracia” y sostienen una posición firme: “Nos parece que está en juego la salud democrática de nuestra Patria. La división de poderes es clave frente a todo intento de concentración del poder” y agregar un pedido para que los “gobernantes recapaciten frente a cualquier medida que pueda vulnerar la integridad en el funcionamiento de nuestras instituciones” revalorizando el  ejercicio de la política como “comunidad nacional.”