Un juez peruano accedió al pedido de detención del ex presidente Ollanta Humala y de su esposa Nadina Heredia, ambos acusados de recibir tres millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht durante la campaña presidencial de 2011.

Richard Concepción Carhuancho dio luz verde a la solicitud de 18 meses de prisión preventiva emitido por la Fiscalía. La gravedad de la pena, la magnitud del daño causado, y la pertenencia a una organización criminal justificaron la medida.

Según Carhuancho “existen fundados indicios” contra Humala y Heredia respecto al delito de lavado de activos. “Ya no se puede hablar de una simple probabilidad, sino que ahora se puede hablar de un alto grado de probabilidad de la colocación de dinero de fuente ilícita en las campañas electorales de 2006 y 2011”, aseguró.

“Heredia y Humala habían recibido dinero de Venezuela y Brasil, y que con un alto grado de probabilidad lo habían colocado en las campañas electorales de 2006 y 2011 simulando aportantes fantasmas”. continuó.

Los aportes habrían sido hechos a cuentas a nombre de sus hijas menores de edad y otras relacionadas a personajes de su entorno.