La jueza en lo Contencioso Administrativo Federal, María Alejandra Biotti, cerró uno de los principales argumentos de la defensa del ex vicepresidente Amado Boudou en la causa que investiga la compra de Ciccone Calcográfica por parte de The Old Fund.

Según La Nación, Biotti trabajó sobre el financiamiento de la compra de Ciccone en $35 millones. El golpe dado por la jueza se basa en una denuncia realizada en 2013 por el ex banquero Raúl Moneta contra la AFIP en la que dice ser el prestamista de The Old Fund por medio de la sociedad panameña Mayer Business Corporation.

Pero el propio Moneta retiró su denuncia dos años más tarde y la jueza entendió que desistir en la denuncia demuestra que no fue quien financió a The Old Fund. El origen del dinero sigue siendo incierto, aunque la magistrada sospecha que pudo haber provenido del dueño del Banco Macro Jorge Brito, o de su hijo homónimo, hoy dirigente de River Plate.

En la investigación penal, la Cámara de Casación rechazó la semana pasada los recursos presentados por Alejandro Vanderbroele y José María Nuñez Carmona para retrasar el juicio oral, en la causa que comanda el juez federal Ariel Lijo. Por este motivo, Boudou y sus ex socios quedaron a un paso de ser enviados a juicio oral.